Seleccionar página

Uno de los asuntos pendiente en muchas pequeñas y medianas empresas es la realización de un inventario.  En el caso de que tu negocio esté relacionado con la mecánica o automoción, llevar a cabo un registro que te permita conocer los recursos disponibles de la empresa y  sus necesidades, es clave para aumentar la rentabilidad de tu negocio.

¿Por qué necesito hacer un inventario?

1.- Control de herramientas y materiales

Lo primero que debes tener en cuenta es que sólo controlando todo lo que tienes en tu negocio, serás capaz de optimizarlo al máximo y prever qué carencias tienes a la hora de atender a tus clientes.

El inventario te permite controlar el material,  optimizar el que ya tienes comprado y anticiparte a las necesidades del cliente,  o lo que es lo mismo, hacerte más competitivo en tu sector.

De esta manera podrás decidir con criterio qué tipo de herramientas y productos necesitas reponer y  cómo manejar  mejor el stock.

2.- Anticipación a periodos  estacionales de aumento trabajo

Un inventario te permite además anticiparte a circunstancias estacionales en las que se prevé un mayor volumen de trabajo. Piensa por ejemplo, que en el caso de un taller mecánico, la operación salida de vacaciones supone un incremento de clientes que acuden a su talle r de confianza a cambiar aceites y filtros.

3.- Servicio Óptimo

El control de nuestra maquinaria y productos permitirá ofrecer un servicio excelente y sin contratiempos. Así evitaremos almacenar herramientas que ya no funcionan correctamente, tener toda nuestra maquinaria a pleno rendimiento y nuestros productos en un correcto estado de conservación.  Por otra parte, en nuestro negocio siempre estará a disposición del cliente todo lo que éste necesite de manera rápida y sin esperas.

4.- Calcular el valor de la merma

El inventario te permitirá calcular cuáles son las pérdidas ocasionadas por los materiales que se deterioran por su uso, paso del tiempo o almacenamiento

¿Cómo realizo un inventario?

Un inventario realizado correctamente debe permitirnos cumplir con la demanda de nuestra  empresa y ser competitivos con nuestra competencia más directa.

Administrar un inventario supone decidir qué se necesita, cuándo, cómo almacenarlo y la realización de registros.

Dependiendo de la empresa, lo ideal es que llevar a cabo los registros con periodicidad  semanal o mensual con el fin de hacer un recuento cualitativo y cuantitativo del material existente.

En la actualidad, existen varias aplicaciones informáticas destinadas a la realización de un inventario. Si esto te complica demasiado la tarea, puedes hacerlo con una simple hoja de cálculo en la que registrar principalmente:

  • Nombre del producto.
  • Número de serie que identifica a cada herramienta.
  • Estado.
  • Marca.
  • Modelo.
  • Cantidad.
  • Valor.

Consecuencias de la falta de un inventario

Cuando no hay control, hay desorden y esto se traduce en un servicio  insuficiente y poco eficaz que puede desembocar en una pérdida de clientes.

La falta de organización también nos puede llevar a realizar pedidos innecesarios y provocar que nuestro producto y material se deteriore, con la consecuente pérdida económica que esto supone.

Por último, el descontrol se presta al robo, las mermas  y la falta de calidad en nuestros servicios.

¿Todavía no realizas inventario en tu negocio?

En Blinker tenemos todo lo que necesitas para el sector de la automoción,  construcción, metal, madera, náutica, profesionales de mantenimiento e instaladores. Consúltanos.