Seleccionar página

Os detallamos una serie de tips con el fin de orientaros y ayudaros a la hora de elegir un taller mecánico.

1.- ¡Identifícate!

En los talleres mecánicos profesionales debe figurar la rama de actividad del taller: Estos símbolos deben aparecer en la fachada.  Este distintivo es básico para poder diferenciar las especialidades de dicho taller, y comprobar si se adaptan a tus necesidades.

2.- Ojo con los precios

Los talleres siempre deben tener a la vista lo que cobran por la mano de obra. A veces también pueden exponer el costo de servicios concretos. De este modo, se pueden comparar precios y elegir el que más convenga.

3.- Pide un presupuesto

El presupuesto elaborado por un taller mecánico tiene una validez de 12 días hábiles. El taller debe entregarnos el presupuesto por escrito previo a la reparación. El documento debe contemplar los datos del usuario, del vehículo, precios desglosados de las reparación, fecha y firma del prestador del servicio, y la fecha prevista en el que recibiremos nuestro auto.

4.- ¿Averías sorpresas?

Si aparecen averías no presupuestadas o piezas que deben ser sustituidas y que no fueron detectadas inicialmente, deben ser notificadas y presupuestadas antes de ser arregladas. Hasta que el mecánico no tenga tu visto bueno, no pueden proceder al arreglo.

5.- Garantía de reparación

Las reparaciones llevadas a cabo en un taller mecánico legal tienen una duración de 3 meses o de 2.000 kilómetros recorridos, depende la que llegue antes.  Esta garantía cubre los materiales, piezas y mano de obra. Si durante el periodo de garantía el vehículo se avería, el taller es el que asumirá los costes de la avería, siempre que este no haya sido manipulado por terceros.

6.- Piezas nuevas

Un taller mecánico profesional está obligado a utilizar piezas de repuesto nuevas.  Sólo en el caso de que nosotros los autoricemos podrá utilizar piezas usadas que deberán estar en perfecto estado. No obstante, lo elementos de dirección, suspensión o neumáticos deben ser siempre nuevos. También podrán usarse piezas de segunda mano en el caso de elementos que se han dejado de fabricar.

7.- Factura final

La factura para un taller mecánico no es una opción sino una obligación. Se deben incluir las horas de trabajo que se han empleado y los precios de todas las piezas utilizadas. Finalmente, esta debe estar sellada y firmada.

En Blinker somos especialistas en dar solución a cualquiera de las necesidades profesionales para el sector de la automoción y nos preocupa la calidad del servicio que recibe el cliente final. Por eso, apoyamos a los talleres mecánicos profesionales que ejercen su actividad respetando la legalidad y con todas las garantías para el consumidor.